Vivir en España – De la serie: Dejo a Brasil

¡Hola!

Traducción: Marcela Vilas Boas

Leer post en portugués: Morando na Espanha – Da série: Vou embora do Brasil

Esta es la segunda publicación de la serie “Dejo a Brasil“, con historias de personas que se han desprendido de la familia y país para vivir nuevas experiencias por el mundo. ¡Hoy vamos a hablar de España! Conocí a Madrid por la fuerza del destino. Por un problema de conexión, la aerolínea me ha regalado una noche gratis en la capital española. Me bastó un día para sentir que el país tiene mucho que ofrecer (leer aquí, post en portugués). Pero, quién me contó en detalles cómo es la vida en tierras hispanas fue una querida amiga que vive allí hace ya mucho tiempo.

Featured image
Ibiza

Sobre España:

Idioma: Español
Moneda: Euro
Capital: Madrid
Lugar: Europa
Población:  47 392 969

VIVIR EN ESPAÑA

Hace 8 años que Marcela Vilas Boas ha embarcado rumo a Europa sin fecha de regreso. Un viaje por amor…. Ah, el amor…. <3 Después de 5 años de matrimonio feliz se ha divorciado del marido, pero ha decidido no dejar a España. La relación con su nueva ciudad aún sigue apasionada.

Featured image
Mataró

Marcela vive en Barcelona y no tiene planes de regresar a Brasil (incluso lo ha intentado, como comento más adelante). Ahora ella está de visita a su familia en Brasil, pero el billete de vuelta ya está garantizado para principios de 2015, casi al mismo tiempo que logrará su ciudadanía española.

En Barcelona, su primer trabajo fue como ‘pollera’. El curro consistía en la preparación de pollos asados en una tienda de alimentación. ¡Pero atención! ¡Pollos orgánicos y ecológicos, chaval! También ha trabajado como camarera, barista, traductora, comercial de cursos de inglés y periodista.

Actualmente, debido a la crisis, la vida en España no está fácil. La cualidad de los empleos no es de las mejores. Muchos ingenieros tienen que trabajar como camarero, pero que quede claro que este camarero tiene dinero para pagar el alquiler, ir al cine y viajar en sus vacaciones.

De hecho, viajar está en su lista de prioridades. “El estado de bienestar social es muy valorado”, dice Marcela. En verano, la gente sólo trabaja a tiempo parcial. Nadie quiere hacer horas extras para ganar más dinero, pero sí aprovechar el día, el sol, caminando sin rumbo por las calles sólo por el placer de disfrutar de la ciudad.

Featured image
Barcelona

Marcela también comenta que no existe la necesidad de ser rico en España. Ella no gasta en servicios básicos como salud o educación y el transporte es mucho más barato. Así, tiene dinero y tiempo para disfrutar de las cosas buenas de la vida y que le hacen feliz.

¿Cómo es que nadie se gasta en salud y educación? Pues sí… Ella nunca tuvo seguro de salud y siempre que necesita atención médica es bien atendida en el servicio público. Hace poco, después de una pequeña intervención quirúrgica, recibía llamadas a cada dos días de su médico de cabecera para monitorear su recuperación. Ella tampoco ha pagado ni siquiera un céntimo para aprender español y catalán.

(Pequeña pausa para que usted haga las cuentas de sus gastos y se deprima un pelín) 🙁

Featured image
Ibiza

Marcela echa de menos vivir cerca de la familia. Incluso trató de volver este año, pero no se ha adaptado. “No me he acostumbrado a la vida aquí. La preocupación de la gente, en general, es otra. En Brasil, nos gusta decir que trabajamos demasiado, que no hay tiempo para nada más. Yo quiero trabajar lo necesario para hacer lo que me hace feliz “, dice sabiamente. 🙂

Featured image
Ser feliz en Venecia
Featured image
Ser feliz en París
Featured image
Ser feliz en Nápoles

Más diferencias entre Brasil y España:

Costes: Ella está impresionada con los altos precios en el supermercado.

Libertad y seguridad: le encanta no tener miedo de coger un autobús cuando vuelve a casa a las cinco de la mañana después de irse de fiesta

Igualdad: El hijo del camarero está estudiando en la misma escuela que la hija de su médico. En el metro, se cruza incluso con su jefe. Ha compartido piso con un doctor en química, una veterinaria, un abogado, una vendedora de ropa interior y un afinador de pianos. Y todos limpian el cuarto de baño.

– En España nadie le pregunta cuando por fin se va a casar o tener hijos. “Aquí, yo soy vieja,” dice

Al final de la entrevista Marcela me ha invitado a trasladarme a Barcelona con mi querido Guilherme. “El amor es más romántico en Europa… Te lo prometo”, dijo. ¡Muy fuerte! Quién sabe, a cualquier momento, ¿no llamamos a su puerta?

ESTUDIAR EN ESPAÑA

Para aquellos que quieren estudiar español, unos consejos de Marcela:

Cursos:  Escuela Oficial de Idiomas Barcelona Drassanes (EOIBD)

Intercambio:  Loquo Barcelona

Featured image
Ibiza